Genealogía para principiantes: Los Registros de Investigación


Conozco muy pocas personas que comiencen a investigar su genealogía y  registren lo que  encuentran, generalmente hacen un buen uso de la memoria.

Sea que te encuentres en el grupo de los amantes de la historia familiar o que todavía te consideres un tímido aprendiz de genealogista, necesitarás tarde o temprano (espero que temprano) un Registro de Investigación Genealógica como el que he preparado para imprimir.

¿Qué es un Registro de Investigación?

Es una serie de datos recogidos, sobre la investigación de historia familiar y los resultados de la pesquisa.
Donde se ha buscado o se planea buscar en el futuro y lo que se ha encontrado en esas búsquedas. Allí también se reflejará en qué lugar hay copias de los documentos (familiar, ente gubernamental, periódico), o si hemos seguido alguna pista falsa por la tradición familiar también quedará expresada la inexistencia de documentación relativa.
Tal vez sea la herramienta más importante para organizar su genealogía.
Puede crear su propio Registro o imprimir el que he creado para este propósito y comenzar a documentar sus antepasados.

¿Para qué sirve un Registro de Investigación?

Para eliminar el error frecuente de documentar luego de investigar, más como un resultado que como una metodología de trabajo.

  • Evita repetir el trabajo realizado. Esto sucede frecuentemente cuando hay temporadas en las que la investigación se detiene y se retoma varios meses después.
  • Planear una estrategia de investigación
  • Documentar su trabajo y darle mayor calidad.
  • Analizar lo que tiene y lo que le falta obtener.
  • Organizar las copias de documentos (certificados, fotografías, etc.)
  • Afinar sus objetivos de acuerdo a lo que haya obtenido y no sólo dejarse llevar por el corazón.
  • La manera más segura de recuperar documentos extraviados.

¿Qué debe incluir un Registro de Investigación?

  • Lo que espera encontrar, el objetivo.
  • Resumen de lo que ha encontrado hasta el momento.
  • Notas que aclaren sobre lo que ha encontrado y lo que NO ha obtenido y esperaba encontrar.
  • Su opinión, estrategia, coincidencia o la discrepancia entre las diferentes fuentes, las conclusiones.

La información que no debería faltar en su Registro de Investigación…

  • Repositorio o Fuente: correo electrónico, teléfono, URL o dirección web.
  • Objetivo debería incluir el evento que está buscando.
  • Número de fuente, acostúmbrese a utilizar el número de identificación de la biblioteca, archivo o entidad repositoria (signatura).
  • Resultados aquí puede colocar el nombre exacto del autor y la fuente, paso necesario para encontrar nuevamente el documento.

Consejos

  • Use un Registro por persona y no uno por grupo familiar.
  • Utilice abreviaturas y símbolos como por ejemplo * para bautismo, ∞ para matrimonio y † para la muerte.
  • Si no encuentra algo, coloque nada, pero no deje sitios en blanco en su Registro, esto podría dar lugar a confusiones.
  • Haga un hábito del uso de Registros de Investigación.
  • Escriba con letra legible, siempre podemos pensar que si “nos entendemos” a nosotros mismos está bien, pero no es suficiente.
  • Si usa un software o página web transcriba lo registrado en cuanto tenga oportunidad.

Tuve una experiencia muy desagradable hace unos 10 años cuando hice un formateo de mi ordenador (PC). Hice copia de lo fundamental, entre ello mi árbol en formato gedcom. Cuando instalé otra vez el PAF y me dispuse a abrir el archivo GED  caí en la cuenta que mi copia estaba corrupta. Las últimas personas que había agregado eran de una línea complicada.En ese momento el formato consulta web recién comenzaba con FamilySearch Pilot y ni por asomo había lo que hoy se puede consultar desde la comodidad de casa. Había viajado a Utah y encontrado estos registros en la Biblioteca de FamilySearch, y no tenía planes de volver hasta que no pasaran unos años. ¿A quién podría preguntarle? Nadie me ayudaba en ese momento, había rastreado estos registros italianos sin un empleado de la biblioteca. Fui a mi carpeta de investigación y allí estaba escrita (aunque llevaba conmigo mi PC) la fuente de mi puño y letra. Sin saber utilizar aún un Registro, había tomado nota de lo encontrado, datos, número de microfilm y cuando lo encontré ¡cuánta alegría tuve! Creo que más que cuando encontré a mi antepasado y su grupo familiar.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *